No renunciamos a soñar

Esto se mueve. Esto va para adelante. El ligero pesimismo que algunos podían tener al principio de esta aventura se puede ir disipando, entre otras cosas, gracias a artículos como el que esta semana publica en el “De buena fuente” (la publicación semanal del Ayuntamiento de Logroño) Pedro Zabala, ex-profesor del centro asociado de la UNED en Logroño, activista en multitud de ONG`s, licenciado en derecho, en psicología, en Historia Contemporanea de España…

Creo sinceramente que el comportamiento de los acampados y el resto de gente que aportamos lo que podemos, sumado al apoyo de gente del peso de Pedro Zabala, son un impulso extraordinario al movimiento 15M y a las cosas que se piden desde esta y otras plazas de España y Europa.

No son utopías, son posibles… y lo más importante de todo… Son justas.

Al final del artículo os pongo un enlace al PDF original. Atentos por cierto a la opinión encima del artículo de Pedro Zabala… también reitera mi opinión de que haciendo las cosas como las estamos haciendo hacemos mucho mas grande todo esto…

Por fin. Ya tardaba en asomar también aquí a la superficie la legítima indignación de tantas víctimas de eso que llaman crisis y que es una macroestafa global. Pacífica y masivamente, en Madrid y otras ciudades españolas, también aquí, gentes de variada condición ocupan el espacio público para denunciar a financieros y políticos, responsables de su situación.

Como todo movimiento asambleario, muestra una fuerza y una debilidad juntas que nos retrotrae a los mayores a otras épocas de nuestra vida. Y su creatividad admirable se refleja en algunos de los carteles que exhiben. Uno ha cautivado mi atención: Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir. Y ha provocado estas reflexiones.

Soñar, también despiertos, es necesario para la vida. Quienes no sueñan, no están realmente vivos. Soñar, imaginar algo distinto de lo que hay, es la primera palanca, antes que nuestras manos, para cambiar la realidad. Claro que con soñar no basta.

Tenemos que preguntarnos de dónde surgen nuestros sueños. Si brotan de meros caprichos narcisistas, de nuestra incapacidad para soportar las ineludibles frustraciones que trae consigo la vida o de algo más mucho más hondo y, sobre todo, mucho más ético. Cuando los sueños brotan de la indignación por las injusticias, los sueños son humanos y necesarios. Y si los poderosos pretenden, tomándonos por tontos, hacernos responsables de la situación y que apechuguemos con las consecuencias de los problemas que ellos han creado, no es de extrañar que la indignación se desborde.

Vemos que hay quienes renuncian a soñar. Se han acomodado a los sistemas vigentes y han cerrado los ojos ante sus injusticias. El miedo y el agradecimiento por los favores recibidos les ha convertido en clientes sumisos de los caciques de turno. Y cuando empieza alguna protesta, se asustan y cierran filas para defender, con su pasividad y sus miedos, a los poderosos que dan seguridad a sus mediocres vidas.

También sabemos que de los sueños de la razón pueden nacer monstruos. Hemos sido testigos de cómo ciertos locos iluminados contagiaron sus delirios a sus pueblos. Hitler, Stalin… No les han faltado imitadores, algunos de los cuales todavía disfrutan del poder. Pero hay otra estirpe de soñadores. Martín Lutero King, Mahatma Gandi… Los que proclamaron y vivieron la resistencia no violenta. Sólo con sus palabras y sus hechos pacíficos se opusieron a los poderosos. Su ejemplo nos enseña que el camino de la no violencia no es sólo justo, sino el único eficaz a la larga. Hay que soñar, sí, pero sin odio, sin arriar la bandera de los Derechos Humanos, de todos, los individuales y los colectivos, los civiles y políticos, los culturales, sociales y económicos. Son indivisibles.

Otro mundo más justo, más bello y más libre es necesario y posible. El viejo no acaba de morir y el nuevo está en trance de nacer. Es hora de sembrar, ya vendrán otros, como decía Labordeta, que recogerán la cosecha, que verán esa Tierra llamada Libertad. Nos queda la terca y tenaz esperanza. No renunciamos a soñar…

Haz click aquí para descargar “De Buena Fuente” en PDF

Ideas: / / /

0 Comentarios

    Aquí no hay comentarios todavía...Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja un Comentario