Comunicados / 0 Comentarios / 27 may, 2011

Manifiesto leído en Logroño en solidaridad con los acampados de Cataluña

Esta mañana hemos asistido al desalojo policial de las acampadas de Barcelona y Lleida, con un balance de 100 heridos y la incautación de equipos informáticos y otros materiales, todos ellos aportados de forma solidaria y desinteresada.

El motivo esgrimido ha sido el de realizar una limpieza en las plazas. Entre los objetos incautados se encuentran tiendas de campaña, cacerolas, ordenadores, pancartas y materiales de trabajo. La respuesta de los allí concentrados ante la actuación policial ha sido totalmente pacífica y se ha saldado con más de 100 heridos y dos detenidos.

Desde la Acampada de Logroño expresamos nuestro rechazo, rabia e indignación con estas actuaciones violentas, absolutamente desproporcionadas e injustificables. La lamentable argumentación de que se ha realizado por motivos de higiene o de una hipotética celebración de una final de fútbol nos parece un insulto a la inteligencia de cualquier persona con sentido común. Las imágenes que ahora mismo están recorriendo el mundo (que podéis ver aquí) son suficientemente descriptivas y expresan nuestra forma de actuar y la suya.

Mahatma Gandhi dijo una vez: “primero te ignorarán, luego se reirán de ti, después vendrán a atacarte, y entonces, entonces sabrás que has vencido”.

Las autoridades políticas -CIU en Cataluña y Esperanza Aguirre con sus presiones en Madrid- creen que pueden disolver este movimiento desde el miedo, pero cuando decidimos venir aquí, ya lo perdimos, y no vamos a dejar que detengan nuestro digno caminar.

Desde esta plaza del pueblo de Logroño, queremos hacer llegar nuestra solidaridad, ánimo y cariño a los compañeros y compañeras de Barcelona y Lleida.

Y desde aquí les decimos a los quieran seguir insistiendo por la vía de la irracionalidad, que esta es nuestra razón: A LAS OCHO, ASAMBLEA.

Ideas: / / /

0 Comentarios

    Aquí no hay comentarios todavía...Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja un Comentario