Noticias / 0 Comentarios / 20 nov, 2013

El escrache a Pons está amparado por el derecho a la libertad de expresión

Escrache a Gonzalez Pons

No lo dice Asamblea Logroño 15M, sino la jueza Nieves Moliner en la sentencia que emitió el pasado 26 de Septiembre a raiz de la denuncia interpuesta por Gonzalez Pons a PAH Valencia por el escrache que esta le realizó el pasado 20 de Marzo.

Gonzalez Pons mintió. El auto desmonta la delirante campaña mediática de criminalización a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Ni subieron 60 personas a su rellano, ni insultaron, ni amenazaron, ni estuvieron 40 minutos aporreando la puerta, además, señala la sentencia, el comportamiento en la vía pública de las personas concentradas en su domicilio fue absolutamente respetuoso con la ley.

Esta sentencia, que pasó desapercivida en los medios, vuelve a la actualidad esta semana en la que el ministerio de Interior ha filtrado el borrador del anteproyecto de ley de Seguridad Ciudadana. Los recortes en derechos civiles que se proyectan son tan flagrantes que es fácil encontrar detalles y críticas en los grandes medios de comunicación. Y más que pordrás leer hasta que se presente en el congreso y llegue a aprobarse.

Esta sentencia que define este escrache a Gonzalez Pons, paradigma por el que se criminalizó de la PAH, como un “legítimo ejercicio del derecho a la libertad de expresión“, sería constitutivo de una multa de hasta 600.000€ bajo esta nueva ley.

Luces y sombras de esta sentencia

Esta jueza, la misma que archivó la causa del accidente de metro de Valencia y que ahora ha rechazado su reapertura, incluye en la sentencia una falta de coacciones, pero no delito, a las dos compañeras de la PAH que subieron a llamar al timbre de la vivienda familiar de Gonlaez Pons.

Todo ello sin permitir a estas acusadas declarar ni dar su versión, en un procedimiento, por tanto, en el que se violó el derecho a la tutela judicial efectiva.

Que la criminalización por ejercer los derechos más básicos sea tan evidente que los juzgados no puedan si no darnos la razón, no significa que la represión no sea sistemática. La deriva del regimen es tal que no deja más opción a la dignidad que seguir ejerciendo esos derechos de protesta, reunión y libre expresión. No por un ciego martirio revolucionario, sino por la convicción de que si llegan a esos niveles de irracionalidad es porque el miedo ha cambiado de bando y se sienten vulnerables.

SI SE PUEDE

Ideas: / / / / /

0 Comentarios

    Aquí no hay comentarios todavía...Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja un Comentario