Comunicado de apoyo a la PAH frente la campaña de difamación y criminalización por los escraches

Asamblea Logroño 15M ha acordado, en su asamblea general del pasado miércoles 27 de marzo, mostrar todo su apoyo a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, frente a la campaña política y mediática de manipulación, difamación y criminalización que está sufriendo este colectivo por la realización de los escraches, acción que también secundamos como último recurso de las personas afectadas para ser escuchadas.

La Iniciativa Legislativa Popular de la PAH para la paralización de los desahucios, la dación en pago retroactiva y el alquiler social viene avalada por casi un millón y medio de firmas y es tan sólo una ley de mínimos para hacer frente al gravísimo problema de acceso a la vivienda. La evidencia del desvarío inmobiliario y su descomunal burbuja financiera -creada por la especulación económica, la impunidad de la corrupción y la complicidad de bancos y gobiernos, en especial durante los últimos quince años- ha supuesto un enorme endeudamiento y la limitación de este derecho para muchos sectores sociales. Y todo ello, con una escasa o nula respuesta desde la gestión política, incapaz de ocuparse del bien común y de atender las demandas ciudadanas, o incluso obstaculizándolas hasta agotar todos los cauces institucionales.

Esta estafa piramidal ha sido denunciada por distintos colectivos desde mucho antes de su estallido -por ejemplo, V de Vivienda o la Plataforma por una Vivienda Digna- y es importante recordar que la bancarrota financiera a la que ahora se rescata con recursos públicos viene producida por la dación en pago de facto que sí han podido realizar constructoras, promotoras e inmobiliarias insolventes a las entidades bancarias. Es decir, tras la suspensión de pagos a la que no puede acceder un particular, estas empresas quebradas han entregado a la banca miles y miles de inmuebles, manteniéndose una monumental deuda que ahora tenemos que pagar entre todos. Una realidad que ha sido habitualmente silenciada por los que hoy se muestran tan duros con los débiles, pero, una vez más, muy blandos con los fuertes.

Por eso, esta campaña indecente, premeditada y amoral contra la PAH supone:

  • Una zafia manipulación del sentido del escrache -acción que siempre se realiza de manera pacífica- y de sus protagonistas -desahuciados y diputados-, al tratar de intercambiar los papeles entre víctimas y verdugos. El mensaje está claro: sí se puede, pero no quieren.
  • Un intento de desviar la atención sobre la negativa del Partido Popular -con mayoría absoluta en el Congreso- y UPyD  a aceptar la aprobación de la ILP tal y como se ha redactado. No es casual que dirigentes de estos dos partidos estén vinculando a la plataforma con “grupos filoetarras” y a los escraches con la ‘kale borroka’.
  • Una maniobra de intoxicación que constata la absoluta falta de respeto a las víctimas del terrorismo, a las que continuamente tratan de sacar jugo para conseguir réditos políticos, y así lo ha denunciado ya alguna de sus asociaciones. Una práctica tan manida, que ya no cuela.
  • La total deslegitimación de ciertos medios de comunicación y sus supuestos expertos de opinión que están atizando la hoguera -o haciendo caja con la polémica-, más preocupados en defender los intereses corporativos de sus propietarios -y los suyos propios- que los de la ciudadanía. Forman parte del problema y no van a cuestionar sus raíces.
  • El reconocimiento del fracaso de su discurso, al utilizar la mentira y el miedo como argumentos centrales. A estas alturas de la antipolítica financiera y el expolio social, apelar a ETA es como quemar las naves.

Este esfuerzo en desacreditar y asociar el terrorismo con los colectivos que formamos el 15M así como de otros movimientos sociales críticos con el sistema no es nuevo. Las descalificaciones han sido persistentes: desde el clásico perroflautas a otras calumnias más graves como terroristas, antisistemas, fascistas, golpistas, sediciosos… Todo ello sumado a una estrategia de criminalización y represión que conocemos bien en La Rioja, tras las arbitrarias actuaciones de la Delegación del Gobierno que han supuesto en los últimos meses un salto cuantitativo y cualitativo en identificaciones, sanciones y petición de penas de cárcel.

Finalmente, si como afirman los que dicen sentirse intimidados por los escraches que la corrupción no debe generalizarse a toda la clase política, ¿por qué lo hacen con la actuación de la PAH? Frente a la coacción general, las consecuencias de los recortes, el saqueo del patrimonio común y todas las medidas que gobiernos, instituciones europeas y agencias internacionales están tomando a espaldas del pueblo, pero al servicio de las grandes corporaciones capitalistas, ¿tienen algo que aportar? Porque mirar para otro lado ha sido la constante, y sigue siendo, de los que durante tanto tiempo se han sentido impunes e intocables.

Es una evidencia que los auténticos antisistema no se encuentran abajo, están arriba. Y que no rescatan a las personas, por lo que seguiremos saliendo a la calle: recordemos que la ILP fue tramitada gracias a la presión social. La desobediencia civil a todas sus leyes injustas y la lucha contra una violencia estructural diaria que se traduce en desahucios, paro, precariedad, exclusión social, represión y sufrimiento es el único camino que nos dejan.

Decimos NO a todas estas campañas gratuitas de manipulación, difamación y criminalización. Decimos BASTA a este acoso a derechos y libertades fundamentales. Exigimos democracia real, transparencia y justicia social. No permitamos ni un minuto más esta sucesión de abusos intolerables y sigamos avanzando en la solidaridad y el apoyo mutuo: hoy es la PAH, mañana podrías ser tú.


Ideas: / / / / / / / /

0 Comentarios

    Aquí no hay comentarios todavía...Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja un Comentario